domingo, 19 de mayo de 2013

CAMINO DE LA PATRIA


         


Cunado se pueda andar por las aldeas
y los pueblos, sin ángel de la guarda.
Cuando sean más claros los caminos
y brillen más las vidas que las armas.
Cuando los tejedores de sudarios
oigan llorar a Dios entre sus almas.
Cuando en el trigo nazcan amapolas
y nadie diga que la tierra sangra.
Cuando las sombras que hacen las banderas
sea una sombra honesta y no una charca.
Cuando la libertad entre a las casas
con el pan diario, con su hermosa carta.
Cuando la espada que vela la justicia
aunque desnuda se conserve casta.
Cuando reyes y súbditos junto al fuego
j….  sean de amor y de esperanza.
Cuando el vino excesivo se derrame
y entre las copas vacías se reparta.
Cuando el pueblo se encuentra y con sus manos
teja él mismo sus sueños y su manta.
Cuando de  noche grupos de fusiles
no despierten al hijo con su habla.
Cuando al mirar la madre no se sienta
dolor en la mirada y en el alma.
Cuando en lugar de sangre por el campo
corran caballos y flores sobre el agua.
Cuando la paz recobre su paloma
y acudan los vecinos a mirarla.
Cuando el amor sacuda las cadenas
y le nazcan dos alas en la espalda.
Sólo en aquella hora podrá el
hombre decir que tiene patria.

          Autor: Carlos Castro Saavedra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada